BICITURISMO EN CALILEGUA

El biciturismo lentamente se consolida como una de las actividades preferidas por los amantes de la naturaleza y la vida al aire libre. La bicicleta no sólo es un medio de transporte 100% ecológico sino que a la vez permite recorrer grandes distancias en un relativamente corto tiempo, y es sumamente silenciosa, por lo que permite desplazarse sin ahuyentar la fauna del lugar. Y  a no olvidar que, mientras uno disfruta del paisaje, al mismo tiempo realiza una actividad física altamente recomendable.

En Calilegua, la Ruta 83 que atraviesa el parque, al igual que un sendero especialmente habilitado para el cicloturismo (Sendero Tapir) son una opción atractiva para los amantes de andar en bicicleta y a su vez permite descubrir los distintos rincones de las Yungas.

Una opción recomendable es partir desde Libertador General San Martín en bicicleta. Se recorren aproximadamente unos 11 Km hasta el acceso al parque nacional, atravesando previamente el puente sobre el río San Lorenzo (el viejo puente está habilitado para peatones, bicis y motos para evitar accidentes al no transitar junto a los vehículosque cruzan sobre el puente nuevo), luego se cruza la ruta (prestar mucha atención!) y se toma el camino de ripio que conduce al parque rodeado por plantaciones de caña de azúcar. Luego de unos kilómetros de pedaleo se llega al santuario de la virgen de Guadalupe enmarcado por una explanada bien acondicionada donde esporádicamente se celebran misas. Siguiendo el camino, se atraviesa el puente sobre el arroyo Aguas Negras y a pocos metros se divisa el típico cartel de piedra y madera que da la bienvenida al Parque Nacional Calilegua.

Desde allí se sigue la misma ruta 83, que comienza a ascender a medida que se transita la selva pedemontana, rebosante de aves que sobrevuelan las copas de los árboles. De a poco el camino comienza a trepar en la montaña y a medida que se gana altura  las piernas empiezan a sentir más pesado el pedaleo pero se empieza a disfrutar de hermosas vistas de los alrededores, que nos introducen lentamente en la selva de montaña. El sendero Tapir, altamente recomendable para ciclistas de todos los niveles, es accesible tomando primero el sendero “La Junta” ubicado a 3 kilómetros de la casa del guardaparque (a la entrada del PN).

Para los más intrépidos y resistentes, es posible continuar el ascenso por la Ruta 83 hasta el final del parque, pasando la “Mesada de las Colmenas” donde se encuentra la segunda seccional de guardaparques y llegando más tarde al monolito que marca el fin de la jurisdicción del PN. En total, son 23 Km de ascenso desde el acceso, partiendo de una altura de 550 mts snm hasta los 1700 mts, donde se emplaza el monolito. A lo largo del camino es posible apreciar en toda su magnitud tanto a la selva pedemontana como la selva montana. Es frecuente avistar una gran diversidad de aves y con suerte algunos mamíferos que no se percatarán de la presencia humana gracias al silencio del desplazamiento en bici.

No olvidar aprovisionarse de suficiente agua potable para toda la jornada, llevar vestimenta apropiada, repelente para insectos y provisiones alimenticias.

Actualmente no se rentan bicicletas en el lugar. Es imprescindible llevar equipamiento propio o contactarse con alguna agencia de viajes debidamente habilitada que ofrezca el servicio.

Calilegua en bicicleta es sin lugar a dudas una experiencia que debe ser vivida.

Termas del Jordán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Travesía de aproximadamente 16 kilómetros (ida y vuelta) que se realiza en unas 7 horas. (Realizable de mayo a noviembre unicamente)

El camino comienza en una explanada a aproximadamente 1 km de San Francisco, en dirección al Parque Nacional, donde se emplaza un cartel ilustrativo sobre el  ciclo de vida anual del loro alisero. El sendero puede realizarse a pie o a caballo. La dificultad del mismo es media en su mayor extensión y posee alta dificultad en la zona de descenso al río Valle Grande, por lo que es sumamente recomendable realizar esta excursión con guías baqueanos. En ciertas ocasiones es necesario vadear el río, dependiendo del curso que haya tomado en la última temporada lluviosa (de diciembre a marzo), cuando los grandes volúmenes de agua hacen imposible atravesarlo a pie. En esta misma época, el río Jordán (que desciende desde las montañas) comparte sus últimos 200 metros de cause con el río termal que surge de la vertiente ubicada en el lecho del mismo río, hasta desembocar en el río Valle Grande, por lo que en época de precipitaciones ambos cursos de agua se superponen y el agua termal se enfría con la del Jordán.

Los ojos termales son pozones naturales que se convierten en una de las pocas piletas termales naturales del mundo, de inmensurable belleza. Allí podrá nadar sin inconvenientes en profundidades que varían entre los 40 cm y zonas de más de 2 metros, a una temperatura promedio de 30ºC (la misma varía dependiendo de factores tales como el caudal de la vertiente). La tradición de los ojos termales dice que bañarse desnudo en sus aguas revitaliza el alma y energiza a las personas para realizar sus sueños. El ojo de agua de mayor tamaño es conocido como “la laguna azul”, con aguas turquesas y un entorno sin igual. Se recomienda entrar al agua con la ayuda de sogas para sujetarse ya que sobre las piedras crece verdín, lo cual hace que las superficies sean sumamente resbalosas y el riesgo de caídas muy alto.

Lo invitamos a conocer el río termal con sus ojos de agua azul, un lugar único en el mundo y aún un secreto guardado para los aventureros que se adentran en las Yungas.

Excursiones y consejos en Calilegua

El Parque Nacional Calilegua y los pueblos cercanos ofrecen un gran número de actividades de diverso grado de dificultad. Las excursiones están mayormente vinculadas al ecoturismo y turismo activo o de aventura, pero la zona ofrece una fuerte impronta cultural y es posible visitar diversos pueblos donde el contacto con los locales constituye en sí una experiencia de alta valoración para todos aquellos interesados en la diversidad étnica y el descubrimiento de culturas locales.
A continuación les detallamos algunas de las excursiones a realizar en su visita a Calilegua:

+ Caminata por los senderos del Parque Nacional. Recuerde dar aviso a los guardaparques.
Grado de dificultad: variado
+ Visitas guiadas al Parque Nacional Calilegua (deberá contratar guías habilitados por la Intendencia del Parque Nacional. Las visitas se ofrecen en español, inglés, francés y portugués con y sin traslados.
Grado de dificultad: bajo
+ Excursión organizada de día completo en bicicleta desde Libertador.
Grado de dificultad: medio – alto
+ Termas del Jordán. Es sumamente aconsejable contratar guía.
Grado de dificultad: medio – alto de día completo.
+ Cascada San Francisco. Es sumamente aconsejable contratar guía.
Grado de dificultad: medio , excursión de medio día
+ Descenso desde San Francisco a Libertador en bicicleta transitando la ruta escénica de las yungas. Puede hacerlo con sus propios equipos o alquilarlos.
Grado de dificultad: alto – de día completo
+ Ascenso al Alto Calilegua (ascenso al pueblo a caballo y a pie).
Grado de dificultad: alto – más de un día
+ Programas diarios específicos de birdwatching y cursos instructivos sobre reconocimiento y fotografía de aves.
Grado de dificultad: bajo – excursiones de media jornada
+ Travesía de las Yungas a la Quebrada y viceversa.
Grado de dificultad: muy alto – más de tres días
+ Visita al pueblo de Ledesma, visita al centro de visitantes del Ingenio Ledesma SA.
Para toda la familia. Media jornada

CONSEJOS:

* Es recomendable prever más de tres días en la zona para tener un panorama general del lugar. Si piensa recorrer toda la zona, una semana no será suficiente!
*Contrate siempre guías habilitados para las excursiones de senderismo. Si bien es posible recorrer senderos en forma individual en el Parque Nacional sin mayores dificultades, una visita guiada le dará un panorama más claro y amplio que le ayudará a comprender el lugar.
*Fuera del parque contrate siempre guías locales. Es importante evitar moverse en forma individual y recuerde que un guía acompañante es sumamente conveniente por razones de seguridad personal. Recuerde que las yungas son áreas selváticas donde es necesario evitar correr riesgos.
*Considere siempre aprovisionarse de agua potable tanto para las excursiones como si tiene pensado acampar.
*Lleve consigo repelente para insectos, especialmente si visita la zona en época de lluvias. Remeras de manga larga y pantalones largos son la mejor opción para evitar picaduras.
*Chequee que las baterías de sus cámaras estén cargadas, pues paisajes maravillosos lo están esperando.
Para todo tipo de consultas contáctese con info@calilegua.com
Si desea contratar:
Guías: Consulte con la Administración del Parque Nacional. Teléfono: (038) 86-422046

Para contactarse con la Intendencia del Parque Nacional: calilegua@apn.gov.ar

Para contratar alojamiento en los emprendimientos turísticos locales y obtener mayor información de destino, los invitamos a visitar nuestra web amiga www.productoyungas.org.ar
Los invitamos a la aventura! Conozca las Yungas Argentinas

TRAVESÍA DE CALILEGUA A TILCARA

Si de travesías se trata, esta expedición es una de las más atractivas que ofrece el noroeste argentino.  Una experiencia profunda con la naturaleza y un recorrido milenario, transitando antiguos caminos de otrora, alguna vez utilizados bajo el dominio del imperio Inca.

Este recorrido, realizable a pie o a caballo, nos permite unir en el recorrido dos sitios de máximo valor natural y cultural. Se parte desde la Reserva de Biosfera de las Yungas, un entrono selvático con un alto valor en biodiversidad, atravesando distintos biotipos selváticos, hasta alcanzar los pastizales de altura, ascendiendo las altas montañas que separan las selvas de la Puna. Se visitan en esta aventura los poblados de San Francisco, San Lucas,  y se arriba a la zona de acampe conocida como el Abra El Potrero. Luego se continúa el ascenso hasta Molulo y más allá sobre las cumbres Yuto Pampa desde donde se parte hasta el punto más alto del recorrido, a 4300 mts de altura.

En el camino se deleitarán con paisajes de profundas quebradas, valles y pequeñas pampas. Pasarán del verde intenso de las selvas al paisaje desnudo de las altas montañas. Durante la marcha se avistarán cóndores surcando los cielos, manadas de guanacos y vicuñas.  Luego se desciende a la Quebrada de Humahuaca, llegando a Tilcara lo que marca el fin de la travesía.

>>> Esta excursión se realiza en unos  5 días de marcha y es imprescindible contar con guías experimentados.

Alto Calilegua

Sin dudas conocer el Alto Calilegua es una de las más hermosas aventuras que se pueden hacer en la zona. El pueblito, de no más de una veintena de casas, se emplaza en las cimas planas de los cerros que coronan el parque. El acceso es únicamente a pie, a caballo o mula y llegar a este pobladito de las alturas demanda algo más que medio día, por lo que una vez llegados debe preverse pernoctar allí y descender el día completo.

Desde San Francisco, que se encuentra a una altura de aproximadamente 1500 mts snm, debe tomarse en sendero que atraviesa la selva montana, que da paso al bosque montano, y luego a medida que se asciende se llega finalmente a las praderas de las cimas y los pastizales de altura. En el camino es posible apreciar las variaciones de la vegetación que cambia conforme a la altura, desde la espesura de la selva hasta los campos verdes de césped en las alturas a unos 3000 mts snm.

Esta travesía no sólo permite contemplar paisajes de ensueño, pudiendo verse otros pueblos cercanos que se yerguen sobre las laderas, sino que se divisa en la lejanía las imponentes serranías desérticas que separan la aridez de la Quebrada al otro lado, del verde profundo de las yungas.

En el camino, es posible avistar una gran variedad de aves, y con suerte contemplar en los cielos el vuelo del rey de los Andes, el Cóndor Andino que los sobrevolará silencioso cuando transiten las praderas en las cimas.

Luego de medio día de marcha, ya en las alturas, en el camino se divisan algunos puestos de los lugareños que llevan en verano el ganado a pastar a las alturas. Unas horas más de marcha y se llega finalmente al Alto Calilegua, sin dudas un paraje de ensueño donde sólo los aventureros pueden deleitarse con las magníficas vistas que son sólo privilegio de las tierras altas.