Parque Nacional Calilegua

El Parque Nacional Calilegua fue creado en el año 1979 con el fin de preservar un área representativa de la selva tucumano-oranense, también conocidas como “yungas”. El mismo constituye el ambiente de mayor biodiversidad del país junto con la selva paranaense, en Misiones.
Calilegua es el único parque nacional de la provincia de Jujuy y su superficie de 76306 hectáreas lo convierte en el área protegida más grande en nuestro país dedicado a la conservación de las selvas tropicales de montaña. El acceso es gratuito.
El parque posee una gran belleza paisajística que puede apreciarse en todo su esplendor al transitar la ruta provincial Nº83 que atraviesa el mismo. A lo largo del camino pueden identificarse tres ambientes bien diferenciados: la selva pedemontana, la selva montana y el bosque montano. Cada uno de ellos presenta una vegetación característica y es posible avistar ciertas especies de aves y mamíferos en particular, lo cual convierte a este sitio como un lugar ideal para la observación de fauna, especialmente aves, ya que se han relevado 270 especies y se estima que podrían habitar el parque unas 230 más, lo cual haría de Calilegua el hogar del 50% de las especies de aves que habitan nuestro país.
En cuanto a los mamíferos, debe destacarse la presencia del mayor predador de América, el Yaguareté, también conocido como “el tigre”. Otros felinos como el yaguarundí, el ocelote, gato del pajonal y el puma habitan estas selvas. El tapir o anta es el mayor de los mamíferos de las yungas y es posible observar sus huellas impresas en el lodo de las orillas de ríos y lagunas. La observación de huellas es una forma de comprobar la presencia de la fauna del parque, siendo recomendable la identificación de las mismas con guías del parque.
Cercano al acceso de entrada, se encuentra el camping agreste Aguas Negras. Allí es posible acampar, previo registro en la seccional de guardaparques cercana al mismo. Existen baños pero las instalaciones carecen de agua caliente y de igual modo se recomienda llevar provisión de agua, ya que la que se obtiene de los grifos no es potable.
Una amplia red de senderos ofrece distintas alternativas para apreciar las bellezas del paisaje de yungas y brindan la posibilidad de adentrarse en la profundidad de las selvas, pudiendo avistar aves y con suerte alguno de los escurridizos mamíferos, tal es el caso de monos, acuties, osito lavador o mayuato, lobitos de río y pecaríes.
Si bien la señalización es buena, siempre resulta sumamente recomendable recorrer los senderos con guías habilitados por la Administración de Parques Nacionales, ya que frecuentes neblinas y la ausencia de claras referencias en un paisaje bastante homogéneo puede dificultar la orientación. Asimismo existe un circuito habilitado para recorrerlo en bicicleta, lo que resulta una experiencia inolvidable. Es posible llevar los equipos, o si no se dispone, es posible realizar un tour de día completo o medio día, donde se provee de bicicletas, elementos de seguridad y un guía habilitado que acompaña y realiza la interpretación de los lugares visitados.
Se aconseja realizar las contratación de guías con al menos un día de anticipación, al igual que reservar los lugares para las salidas en bicicleta.

Para contratar guías habilitados puede escribir a guias@calilegua.com.

Para mayor información sobre el Parque Nacional Calilegua le recomendamos visitar el sitio oficial de Parques Nacionales  http://www.parquesnacionales.gov.ar

Para contratar Guias habilitados por APN puede escribir a

Para solicitar información puede escribir a  calilegua@apn.gov.ar o comunicarse telefonicamente con la Dirección del Parque  03886 422046

>>> Toda la información del Parque Nacional Calilegua, Reserva Mundial de Biósfera UNESCO. Busque hoteles en Calilegua, alojamiento en Calilegua, alojamiento en Libertador General San Martín, Guía Calilegua, Excursiones al Parque Nacional Calilegua, cómo llegar a Calilegua. Pueblo de Ledesma, Ingenio Ledesma, Termas de Caimancito, travesías en las Yungas. Conservación de flora y fauna en Calilegua, visitas guiadas al Parque Nacional Calilegua, excursión a San Francisco – Jujuy, termas río Jordán, excursión al Alto Calilegua, Cabalgatas en Calilegua, Travesía de Tilcara a Calilegua, Parque Natural Calilegua, Libertador General San Martín – Jujuy, mountain bike en Calilegua, alquiler de bicicletas en Calilegua, traslados en Calilegua y mucha más información sobre el Parque Nacional Calilegua y zona de influencia en CALILEGUA.com <<<

El portal de las Yungas.

Alojamiento en Calilegua – Jujuy

El pueblo de Calilegua es la sede de la Intendencia del Parque Nacional Calilegua. Este tranquilo lugar constituye una opción tentadora para alojarse mientras se recorre el parque y los alrededores. Pese a que Calilegua es independiente de Libertador General San Martín, depende de esta ciudad, que dista sólo unos 5 Km, para el abastecimiento de sus habitantes ya que carece de supermercados (aunque cuenta con despensas), estaciones de servicio, bancos e incluso cajero automático.

Para los turistas, cuenta aún con muy poca infraestructura, pero la tranquilidad y una atmósfera más benévola que la de Libertador, en cuanto a la calidad del aire, sumado a tarifas de alojamiento más que convenientes, transforman a Calilegua en una buena opción donde dormir.

Hostería en Calilegua

La hostería “El Jardín Colonial”, de Cristian Gerrard, funciona en una antigua casona (construida en el año 1916) de amplios jardines , techos altos y tejados de antaño que otrora fue propiedad de la compañía Ledesma SAAI, y vendida luego a la familia de los actuales dueños que trabajaron siempre en el Ingenio. Hasta hoy es el único alojamiento en Calilegua funcionando, la tarifa diaria por persona es de $70. Dormir en El Jardín Colonial en Calilegua es una experiencia que se asemeja más a alojarse en una casa de familia que en un hotel tradicional. Podemos definirlo como una mezcla de hogar, hostel y hostería.

Comedor Hostería El Jardín Colonial

Ubicada en la calle San Lorenzo, bastará con preguntar a los locales para que le indiquen cómo ubicarla fácilmente. Frente a la casona, se ubica el enorme predio  rodeado por cañaverales de bambú que encierra a la casa más antigua de Jujuy, conocida como la Sala de Calilegua, un tesoro histórico propiedad de la empresa Ledesma que hasta hoy no está abierto al público. La vasta vegetación atrae gran número de tucanes y otras aves de la zona, y es hogar de pavos reales que cantan por las tardes con su particular trinar.

Desde Calilegua podrá realizar los paseos al parque y contratar allí mismo guías habilitados por la Administración del parque nacional.

Si desea alojarse en Calilegua, puede contactarse con la hostería “El Jardín Colonial” llamando al (03886) 430334 o vía e-mail a eljardincolonial@hotmail.com

Servicios de la hostería El Jardín Colonial:

  • Habitaciones singles,doblesy triples con baño privado.
  • Monoambiente amoblado para 2 y 3 personas
  • TV por cable
  • Aire acondicionado
  • Wi-fi
  • Habitaciones con estufa hogar
  • Sala de estar
  • Pileta y asador
  • Bodega para clientes
  • Amplios jardines
  • Estacionamiento

TARIFAS (2012):

> > single $70
> > doble$135
> > triple$185
> > mono ambiente para 2 pers. $175
> > mono ambiente para 3 pers $255

Estuviste en Calilegua? Contanos tu experiencia!

No muchos en Argentina conocen aún acerca de este paraíso escondido… La mayoría de los turistas recorren la maravillosa Quebrada de Humahuaca (Paisaje Cultural de la Humanidad declarado por UNESCO) sin saber que del otro lado de los coloridos cerros, se oculta una selva intensa, calurosa, húmeda… quizá la porción mas austral del amazonia.

Las Yungas se extienden desde  Bolivia hacia el sur, abarcando territorios de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán e Incluso Catamarca. La selva asombra con una biodiversidad comparable a la selva misionera o paranaense, pero con el plus de paisajes montañosos impactantes. La impronta cultural es también única, fundiéndose junto a la selva diversidad de etnias…
El Parque Nacional Calilegua, los pueblos de Calilegua, San Francisco, Pampichuela, Santa Ana son sin lugar a dudas rincones escondidos que invitan en silencio y con cierta timidez a ser descubiertos.
Quien visita la zona no es el turista tradicional, es el aventurero sediento de lo desconocido… el precio a pagar se mide m
ás en cansancio, calor y picaduras de insectos que de otra forma. El premio: un sin numero de vistas panorámicas, un verde profundo en verano y chamuscado en invierno, ríos de aguas cristalinas durante “la seca” y aguas barrosas durante la temporada de lluvias; valles, montanas, pueblos dormidos en el tiempo, nubes que acarician la selva exuberante y un millón de criaturas abrazadas a sus árboles.
De a poco mas y mas turistas visitan la zona, y en esta web dedicada a difundir y proteger este tesoro natural Reserva de la Biosfera también declarado por UNESCO, te invitamos a publicar en este articulo tu experiencia por estos pagos.
Podrás también visitar nuestra pagina de Facebook donde compartir tus fotos con mas de 700 amigos que nos siguen!

http://www.facebook.com/pages/CALILEGUAcom/134729006555507

Cordialmente,

El equipo de Calilegua.com

El pueblo de Calilegua renace

Lapachos en flor

 A penas 6 mil habitantes, una infraestructura aún insuficiente pero  un altísimo potencial turístico caracterizan a este pequeño pueblo rodeado de verde, donde en vez de palomas en sus plazoletas se ven tucanes. 

Calilegua empieza a planificar su futuro turístico. Con la ayuda de profesionales en turismo, y con una gran voluntad de sus dirigentes y pobladores, este pueblo pretende posicionarse en algunos años como la puerta de entrada al Parque Nacional Calilegua. Con una atmósfera tranquila, calles aún en construcción, una arquitectura que es el recordatorio siempre presente de otra época, Calilegua esconde algunos tesoros de otro tiempo, tal es el caso de la antigua casona  conocida como “La Sala”, que es hoy en día la casa más antigua de la provincia de Jujuy aún en pie (lamentablemente  no abierta al público). 

En pocas semanas Calilegua contará con su segundo alojamiento, que se suma a la hostería El Jardín Colonial, para alojar a visitantes de todo el mundo que elijen el pueblito para descansar y regocijarse con el canto de los pájaros, muchas veces pudiendo verse  mayor variedad en el pueblo que en el mismo parque nacional. 

En el mes de Septiembre, por primera vez, todos los concejales del pueblo y con la presencia de la Intendente Municipal y un profesional en desarrollo turístico egresado de la Universidad Nacional de La Plata, se han reunido con el objetivo de discutir la necesidad de incentivar el turismo y de planificar y desarrollar la planta turística. Para ello se encuentra en tratamiento un proyecto de ordenanza presentado por el Lic. en Turismo Luciano Carbajo, para revalorizar el patrimonio natural y cultural, lo cual sin dudas beneficiará a toda la comunidad. Protección del patrimonio arquitectónico, protección de la avifauna de la ciudad, creación de un ente de turismo, cartelería, revalorización de espacios públicos, son algunos aspectos contemplados en la ordenanza turística. 

Por lo pronto, el  pueblo de los lapachos y tucanes, ofrece tímidamente el encanto de su calle Sarmiento con su bien cuidada rambla, su museo de artes plásticas y acuna con orgullo a la Intendencia del Parque Nacional Calilegua. Sus visitantes no deben esperar un típico pueblo turístico, sino lejos de eso, arribar con la expectativa  de un lugar aún dormido, que poco a poco empieza a abrir sus ojos cerrados por más de cincuenta años. 

Calilegua se despierta lentamente buscando un renacer, ya no de la mano de la caña de azúcar que posibilitó su fundación, sino esta vez gracias al turismo como motor de crecimiento. No son pocos los que sueñan con su callecita repleta de bares y negocios de artesanías, restaurantes de comidas típicas y una modesta pero confortable capacidad hotelera, lejos de los lujos pero cerca de la calidez típica de la hospitalidad jujeña. 

Calilegua despierta con la esperanza de contribuir con el proceso de desarrollo turístico del ramal jujeño de los pueblos de las Yungas. Un proyecto que poco a poco lanza destellos de realidad.

BICITURISMO EN CALILEGUA

El biciturismo lentamente se consolida como una de las actividades preferidas por los amantes de la naturaleza y la vida al aire libre. La bicicleta no sólo es un medio de transporte 100% ecológico sino que a la vez permite recorrer grandes distancias en un relativamente corto tiempo, y es sumamente silenciosa, por lo que permite desplazarse sin ahuyentar la fauna del lugar. Y  a no olvidar que, mientras uno disfruta del paisaje, al mismo tiempo realiza una actividad física altamente recomendable.

En Calilegua, la Ruta 83 que atraviesa el parque, al igual que un sendero especialmente habilitado para el cicloturismo (Sendero Tapir) son una opción atractiva para los amantes de andar en bicicleta y a su vez permite descubrir los distintos rincones de las Yungas.

Una opción recomendable es partir desde Libertador General San Martín en bicicleta. Se recorren aproximadamente unos 11 Km hasta el acceso al parque nacional, atravesando previamente el puente sobre el río San Lorenzo (el viejo puente está habilitado para peatones, bicis y motos para evitar accidentes al no transitar junto a los vehículosque cruzan sobre el puente nuevo), luego se cruza la ruta (prestar mucha atención!) y se toma el camino de ripio que conduce al parque rodeado por plantaciones de caña de azúcar. Luego de unos kilómetros de pedaleo se llega al santuario de la virgen de Guadalupe enmarcado por una explanada bien acondicionada donde esporádicamente se celebran misas. Siguiendo el camino, se atraviesa el puente sobre el arroyo Aguas Negras y a pocos metros se divisa el típico cartel de piedra y madera que da la bienvenida al Parque Nacional Calilegua.

Desde allí se sigue la misma ruta 83, que comienza a ascender a medida que se transita la selva pedemontana, rebosante de aves que sobrevuelan las copas de los árboles. De a poco el camino comienza a trepar en la montaña y a medida que se gana altura  las piernas empiezan a sentir más pesado el pedaleo pero se empieza a disfrutar de hermosas vistas de los alrededores, que nos introducen lentamente en la selva de montaña. El sendero Tapir, altamente recomendable para ciclistas de todos los niveles, es accesible tomando primero el sendero “La Junta” ubicado a 3 kilómetros de la casa del guardaparque (a la entrada del PN).

Para los más intrépidos y resistentes, es posible continuar el ascenso por la Ruta 83 hasta el final del parque, pasando la “Mesada de las Colmenas” donde se encuentra la segunda seccional de guardaparques y llegando más tarde al monolito que marca el fin de la jurisdicción del PN. En total, son 23 Km de ascenso desde el acceso, partiendo de una altura de 550 mts snm hasta los 1700 mts, donde se emplaza el monolito. A lo largo del camino es posible apreciar en toda su magnitud tanto a la selva pedemontana como la selva montana. Es frecuente avistar una gran diversidad de aves y con suerte algunos mamíferos que no se percatarán de la presencia humana gracias al silencio del desplazamiento en bici.

No olvidar aprovisionarse de suficiente agua potable para toda la jornada, llevar vestimenta apropiada, repelente para insectos y provisiones alimenticias.

Actualmente no se rentan bicicletas en el lugar. Es imprescindible llevar equipamiento propio o contactarse con alguna agencia de viajes debidamente habilitada que ofrezca el servicio.

Calilegua en bicicleta es sin lugar a dudas una experiencia que debe ser vivida.

Senderos en el Parque Nacional Calilegua

El Parque Nacional Calilegua ofrece una red de senderos que permiten apreciar tanto el hermoso paisaje, como recorrer los distintos pisos de vegetación que caracterizan a las selvas tucumano – oranense o yungas. A lo largo de la Ruta Provincial Nº83 por la cual se accede al parque, se pueden divisar carteles indicadores de las distintas sendas propuestas. Existen 9 senderos a lo largo del parque, con distinto grado de dificultad y duración. La mayoría de ellos atraviesan la selva pedemontana y parten en las proximidades de la seccional de guardaparques emplazada en el acceso, conocida como “Aguas Negras”.

Senderos de baja dificultad:

El Sendero Guaraní, es un recorrido interpretativo donde aborígenes de la comunidad guaraní, interpretan la naturaleza a través de su cosmovisión. El mismo se realiza en aproximadamente una hora, y los guías guaraníes tarifan sus servicios de guiado exclusivamente habilitados para este sendero. El sendero quizá de más baja dificultad y corta duración es conocido como “La Herradura” y es quizá ideal para recorrer con niños. Senderos de media dificultad: Ya más extenso y combinable con otras sendas, el sendero “Lagunita” comienza a unos dos kilómetros de la seccional del guardaparque y se llega a un pequeño ojo de agua cubierto por plantas acuáticas. Desde allí se puede continuar y empalmar con la bicisenda “El Tapir” y llegar a la ruta tomando el sendero “La Junta”, o bien descender al arroyo Aguas Negras hasta la seccional del guardaparque. Recorrido de aproximadamente 4 horas. El sendero “La Junta” puede realizarse desde su inicio, a 3 km de la seccional del guardaparque, y recorre el arroyo Aguas Negras, donde es posible apreciar una gran cantidad de huellas de animales, e identificarlas gracias a la guía de identificación que le proveerán al ingresar. Otros senderos como el “Pedemontano” y “Bosque del Cielo” recorren porciones representativas de la selva pedemontana y la selva montana respectivamente, en cercanías de la ruta.

Senderos de mediana y alta dificultad:

Para recorrer estos senderos se recomienda contratar guias habilitados por APN. Podrá solicitar información escribiendo a guias@calilegua.com o contactandose con la Dirección del Parque.

Sendero Tatapuá: Comienza a 2 kilómetros y medio del acceso, subiendo por la ruta provincial, mano izquierda, se asciende por el sendero unos 300 metros para luego comenzar a descender hasta el arroyo El Negrito, que deberá tomarse hacia la izquierda y seguir su cause hasta la confluencia con el río San Lorenzo. El camino presenta cierta dificultad especialmente al seguir el cause del arroyo, que deberá ser atravesado en numerosas ocasiones saltando entre las rocas, cuidando de no resbalar por el verdín. El arroyo es frecuentado por numerosos mamíferos que se acercan a beber, pudiendo observarse huellas de pecaríes y corzuelas, mayuatos y con suerte podrán ver las impresionantes huellas del yaguareté, que utiliza el río como lugar de cacería. Es altamente recomendable realizar el recorrido con guía, y nunca individualmente. El mismo se realiza en unas 4 horas, y debe considerarse que el sendero permanece cerrado de noviembre a mayo, dependiendo del régimen de precipitaciones registrado. El sendero “El Negrito” presenta mayor dificultad que el resto de los senderos habilitados, se inicia el recorrido a 100 metros de la segunda seccional de guardaparques, Mesada de las Colmenas. Puede realizarse en unas 3 horas, y se visita un sitio histórico conocido como Las Piricas, puede visitarse una vertiente y descender hasta el arroyo El Negrito. El camino debe desandarse para regresar.

En total existen 9 recorridos posibles para disfrutar de este parque nacional. Deberá tener presente que muchos de ellos pueden cerrarse según las condiciones climáticas y recomendamos dar aviso al guardaparque antes de comenzar a caminar.

Importante: llevar repelente, pantalones y remeras de mangas largas (incluso en verano).

Termas del Jordán

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Travesía de aproximadamente 16 kilómetros (ida y vuelta) que se realiza en unas 7 horas. (Realizable de mayo a noviembre unicamente)

El camino comienza en una explanada a aproximadamente 1 km de San Francisco, en dirección al Parque Nacional, donde se emplaza un cartel ilustrativo sobre el  ciclo de vida anual del loro alisero. El sendero puede realizarse a pie o a caballo. La dificultad del mismo es media en su mayor extensión y posee alta dificultad en la zona de descenso al río Valle Grande, por lo que es sumamente recomendable realizar esta excursión con guías baqueanos. En ciertas ocasiones es necesario vadear el río, dependiendo del curso que haya tomado en la última temporada lluviosa (de diciembre a marzo), cuando los grandes volúmenes de agua hacen imposible atravesarlo a pie. En esta misma época, el río Jordán (que desciende desde las montañas) comparte sus últimos 200 metros de cause con el río termal que surge de la vertiente ubicada en el lecho del mismo río, hasta desembocar en el río Valle Grande, por lo que en época de precipitaciones ambos cursos de agua se superponen y el agua termal se enfría con la del Jordán.

Los ojos termales son pozones naturales que se convierten en una de las pocas piletas termales naturales del mundo, de inmensurable belleza. Allí podrá nadar sin inconvenientes en profundidades que varían entre los 40 cm y zonas de más de 2 metros, a una temperatura promedio de 30ºC (la misma varía dependiendo de factores tales como el caudal de la vertiente). La tradición de los ojos termales dice que bañarse desnudo en sus aguas revitaliza el alma y energiza a las personas para realizar sus sueños. El ojo de agua de mayor tamaño es conocido como “la laguna azul”, con aguas turquesas y un entorno sin igual. Se recomienda entrar al agua con la ayuda de sogas para sujetarse ya que sobre las piedras crece verdín, lo cual hace que las superficies sean sumamente resbalosas y el riesgo de caídas muy alto.

Lo invitamos a conocer el río termal con sus ojos de agua azul, un lugar único en el mundo y aún un secreto guardado para los aventureros que se adentran en las Yungas.

Excursiones y consejos en Calilegua

El Parque Nacional Calilegua y los pueblos cercanos ofrecen un gran número de actividades de diverso grado de dificultad. Las excursiones están mayormente vinculadas al ecoturismo y turismo activo o de aventura, pero la zona ofrece una fuerte impronta cultural y es posible visitar diversos pueblos donde el contacto con los locales constituye en sí una experiencia de alta valoración para todos aquellos interesados en la diversidad étnica y el descubrimiento de culturas locales.
A continuación les detallamos algunas de las excursiones a realizar en su visita a Calilegua:

+ Caminata por los senderos del Parque Nacional. Recuerde dar aviso a los guardaparques.
Grado de dificultad: variado
+ Visitas guiadas al Parque Nacional Calilegua (deberá contratar guías habilitados por la Intendencia del Parque Nacional. Las visitas se ofrecen en español, inglés, francés y portugués con y sin traslados.
Grado de dificultad: bajo
+ Excursión organizada de día completo en bicicleta desde Libertador.
Grado de dificultad: medio – alto
+ Termas del Jordán. Es sumamente aconsejable contratar guía.
Grado de dificultad: medio – alto de día completo.
+ Cascada San Francisco. Es sumamente aconsejable contratar guía.
Grado de dificultad: medio , excursión de medio día
+ Descenso desde San Francisco a Libertador en bicicleta transitando la ruta escénica de las yungas. Puede hacerlo con sus propios equipos o alquilarlos.
Grado de dificultad: alto – de día completo
+ Ascenso al Alto Calilegua (ascenso al pueblo a caballo y a pie).
Grado de dificultad: alto – más de un día
+ Programas diarios específicos de birdwatching y cursos instructivos sobre reconocimiento y fotografía de aves.
Grado de dificultad: bajo – excursiones de media jornada
+ Travesía de las Yungas a la Quebrada y viceversa.
Grado de dificultad: muy alto – más de tres días
+ Visita al pueblo de Ledesma, visita al centro de visitantes del Ingenio Ledesma SA.
Para toda la familia. Media jornada

CONSEJOS:

* Es recomendable prever más de tres días en la zona para tener un panorama general del lugar. Si piensa recorrer toda la zona, una semana no será suficiente!
*Contrate siempre guías habilitados para las excursiones de senderismo. Si bien es posible recorrer senderos en forma individual en el Parque Nacional sin mayores dificultades, una visita guiada le dará un panorama más claro y amplio que le ayudará a comprender el lugar.
*Fuera del parque contrate siempre guías locales. Es importante evitar moverse en forma individual y recuerde que un guía acompañante es sumamente conveniente por razones de seguridad personal. Recuerde que las yungas son áreas selváticas donde es necesario evitar correr riesgos.
*Considere siempre aprovisionarse de agua potable tanto para las excursiones como si tiene pensado acampar.
*Lleve consigo repelente para insectos, especialmente si visita la zona en época de lluvias. Remeras de manga larga y pantalones largos son la mejor opción para evitar picaduras.
*Chequee que las baterías de sus cámaras estén cargadas, pues paisajes maravillosos lo están esperando.
Para todo tipo de consultas contáctese con info@calilegua.com
Si desea contratar:
Guías: Consulte con la Administración del Parque Nacional. Teléfono: (038) 86-422046

Para contactarse con la Intendencia del Parque Nacional: calilegua@apn.gov.ar

Para contratar alojamiento en los emprendimientos turísticos locales y obtener mayor información de destino, los invitamos a visitar nuestra web amiga www.productoyungas.org.ar
Los invitamos a la aventura! Conozca las Yungas Argentinas

Libertador General San Martín – Jujuy

>>>Información sobre Libertador General San Martín

La ciudad de Libertador General San Martín, antiguamente llamada Ledesma (aún hoy muchos pobladores de refieren a ella con ese  nombre), es hoy una ciudad de alrededor de 70 mil habitantes, cabecera de departamento de Ledesma y  puerta de entrada para visitar en Parque Nacional Calilegua y corredor de las Yungas.

La ciudad tiene una economía basada fuertemente en la industria azucarera, ya que la misma ha nacido alrededor del ingenio Ledesma, compañía que aún hoy sigue siendo la fuente de trabajo para más de seis mil habitantes. No obstante la producción frutícola y la industria maderera son actividades de gran importancia para la región.

Dada su ubicación a tan solo 11 kilómetros del Parque Nacional y por contar con una planta turística en desarrollo, la ciudad comienza a posicionarse como un destino turístico atractivo. Año a año el número de visitantes se incrementa y se espera en el corto plazo que esta ciudad, junto con todo el corredor de las Yungas pueda integrarse definitivamente a los corredores turísticos que ofrece la provincia de Jujuy. El turismo sin dudas es un motor de desarrollo económico importante el cual poco a poco comienza a integrarse a la vida de los ledesmenses.

>>>Historia de Libertador General San Martín

Esta región comienza a ser conocida a principios del siglo XVII cuando un grupo de españoles al mando de Don Martín Ledesma Valderrama se dirigieron por estos parajes en su camino hacia el “Gran Chaco Gualamba”. Existen registros de la fundación de un fuerte ya en el año 1625.

El motor de desarrollo económico de la región fue, al igual que lo es hoy, el cultivo de la caña de azúcar gracias a un clima propicio para el desarrollo de la misma. En 1778 Gregorio de Zegada establece el primer ingenio en el actual pueblo de Calilegua.

Los archivos provinciales registran ya la actividad azucarera a partir del año 1826. Después de años de desarrollo, incremento poblacional y de la sesión de tierras de los propietarios del ingenio, se funda el 28 de diciembre de 1899 el pueblo de Ledesma.  Ya en 1906 la llegada del ferrocarril marca el comienzo de un auge económico que desarrollaría aún más a estos parajes.

En el año 1950 Ledesma toma el nombre de Libertador General San Martín, quedando el primero como nombre del Departamento provincial.

>>>Feria de verduras de Libertador General San Martín

Los días lunes jueves y sábados desde las 6 de la mañana abre  la feria regional, donde pueden encontrarse productos comestibles, principalmente vegetales, quesos, frutas, y asimismo puede degustarse bebidas y comidas caseras en los puestos. Para desayunar se recomienda el api (suerte de harina bordó oscuro) que se hierve y se obtiene una infusión a la que se agrega limón, canela y azúcar. Como acompañamiento recomendamos pastelitos fritos, que son una especie de masa frita y repulgada que contiene queso.

PUEBLO DE LEDESMA

El pasado histórico de toda la región nos lleva a invocar a Don Martín Ledesma Valderrama, un caballero andaluz que había sido nombrado Teniente Gobernador de Jujuy por el entonces Virrey del Perú. Entre sus más deseados objetivos, el Teniente Gobernador planeaba tomar posesión de los hasta entonces territorios salvajes del Gran Chaco. Para ello organizó expediciones tomando el camino de las Yungas, fundando un fuerte conocido como “Fuerte Ledesma” en los actuales territorios que hoy llevan este mismo nombre.  Se tiene registro que dicho fuerte fue brutalmente atacado por los aborígenes hacia el año 1683.

Una segunda fortificación se postula como el antecedente histórico de la población definitiva de esta región, la misma fue fundada en el año 1710 por el Gobernador de Jujuy. El fuerte recibió el nombre de “Nuestra Señora del Rosario”.

Don Gregorio de Zegada fue un colono nacido en Granada, España en el año 1734. Establecido ya en Jujuy fue distinguido en el año 1778 con el título de Comandante en Armas. Por su correcto desempeño en la fortificación y defensa de la ciudad ante la sublevación conocida como Tupac Amaru, donde lucharon los españoles contra los aborígenes de la región,  le fue otorgada en recompensa una considerable extensión de tierras donde fundó un establecimiento agrícola dedicado al cultivo de la caña de azúcar situado en el actual pueblo de Calilegua.

En cuanto a los pobladores precolombinos, se estima que fueron los wichis, pueblo en su mayoría toba, mataco, mocoví y mataguayo, quienes poblaron la zona.  Posteriormente los conquistadores trajeron mano de obra kolla (chiriguanos de las serranías de Santa Cruz) para sus ingenios.

La casona conocida bajo el nombre de “Sala de Calilegua” se dice es la vivienda más antigua de la provincia de Jujuy, construida por el Coronel Zegada, entonces Gobernador de Jujuy. La casa fue construida en el año 1752. La misma fue sometida a un proceso de restauración general que duró aproximadamente 9 años, concluyendo en 1983. La misma no se encuentra en el actual Pueblo de Ledesma, sino en el Pueblo de Calilegua, a unos 8 kilómetros. Hoy la casa pertenece al Ingenio Ledesma SA y no está abierta al visitante.

En 1830 los antiguos ingenios fueron adquiridos por Don José Ramirez de Ovejero, quién fundó la fábrica de azúcar.  Lentamente la zona se fue poblando gracias a la creciente mano de obra del ingenio, creándose precarios asentamientos. Ya para el año 1870 se funda la primera escuela de varones, y en 1883 pasan los colegios existentes a funcionar mixtos.

El ingenio ofreció a los primeros pobladores viviendas y servicios de correo, almacenes y asistencia médica.  En el pueblo de Ledesma es posible observar los distintos tipos de construcción correspondientes a cada período de la historia del lugar.

Con el paso del tiempo, el pueblo adquirió su propia iglesia, Club Atlético, Club Social, hospital y hasta su cine teatro.

Hacia 1901 el ingenio donó parte de sus tierras destinadas a la fundación de una nueva ciudad, conocida como Pueblo Nuevo fundada en 1903. Dicha fundación dio lugar a la actual ciudad de Libertador General San Martín y convirtiendo al Pueblo de Ledesma en un barrio perteneciente a dicha ciudad.

Fuente: “El lugar donde vivimos” 1998 – Autor: Ana María Tschamler

Calilegua.com agradece la colaboración de la autora para el enriquecimiento de la información de nuestro sitio.